domingo, 5 de julio de 2009

Punto de vista


Allí por 1958 Claude Lévi-Strauss escribió Antropología Estructural.
Leí algunos capítulos hace tiempo, cuando cursaba Antropología Histórica en el CBC.
Uno tiende a olvidar (al menos yo olvido casi todo) muchas de las cosas que lee cuando dejan de ser objeto de estudio; hoy leyendo un articulo, me acordé de Levi-Strauss y de su intención de analizar los fenómenos humanos bajo un método científico que permita conocerlos sin contaminarlos, resguardando sus matices y su diversidad.

“BUENOS AIRES, jul 1 (Reuters) - La rápida expansión de la gripe H1N1 en Argentina amenaza al tradicional rito del mate, la infusión local por excelencia que se toma en grupo y de un mismo recipiente y que ahora los médicos piden que no se comparta para prevenir la propagación del virus.
En todas las casas argentinas hay al menos un mate, un pequeño cuenco donde se coloca agua y yerba, que se sorbe a través de una bombilla y que cotidianamente se comparte con colegas de trabajo, grupos de estudiantes y en reuniones familiares y de amigos. (…) La bombilla que se introduce en el líquido termina en forma de una almendra llena de agujeritos, para que pase la infusión y no la hierba.
Para muchas personas, la bebida está asociada a compartir un momento con otros. A veces, de las ruedas o "mateadas" participan hasta 10 personas y la bombilla del mate que pasa de mano en mano y de boca en boca no suele limpiarse….”

“…Todavía encienden el fuego frotando dos palos, como algunos pigmeos y aborígenes australianos. Sus ropas consisten en un pequeño taparrabos, y los hombres se ciñen el prepucio a la cintura con el kume, una cuerda de chambira. Otra característica por la que se les conoce es por tener un total de 24 dedos, rasgo diferenciador, que proviene seguramente de las uniones entre primos hermanos para preservar su etnia…”

No alarmarse, el párrafo violeta habla de otra gente.
Me pregunto si los Huaorani, si pudiesen leer el descriptivo relato con que se los distingue, sentirían lo mismo que yo.